Ropa laboral: Portugal, un país experto en telas

ropa laboralEs posible que alguna vez hayáis oído la expresión de ir a comprar toallas a Portugal. ¿Por qué? ¿A qué viene la dicha? ¿Hay toallas en Portugal que no estén en otros países?

Portugal siempre ha sido un país experto en telas. Ha ofrecido desde tiempos bastante lejanos productos de calidad a buen precio, y aunque hoy en día la falsificación llegue a todos los rincones del mundo, la verdad es que sigue siendo un referente en lo que al sector textil se refiere, ya sea en las toallas, la ropa de trabajo, las sábanas....

El caso de las toallas es sólo un ejemplo: se hacían tradicionalmente con un algodón muy fino y eran de una calidad que no se solía ver en otras partes. También influía mucho el hecho de que se vendían muy baratas y normalmente a peso, mucho más baratas que en otras partes. Hoy en día ya no sale a cuenta ir hasta Portugal para hacer una compra, pero lo cierto es que hay muchas personas que aún siguen aprovechando los viajes al país de al lado para volver cargados de productos textiles.

Como os podéis imaginar, el país no sólo vende toallas. En sus tierras se encuentran industrias de textil y calzado, y su buena situación le permite negociar tanto con Europa con América, ya que aunque ahora sí que es verdad que las distancias ya no son tan importantes, antiguamente era un país que tenía más facilidad para poder comercializar con los países del otro lado del charco.

Si se quiere ir a comprar ropa laboral, existen algunas tiendas s y empresas que pueden ser útiles de conocer. Aquí citamos un par de empresas proveedoras de ropa de trabajo y de protección:

EPIBRICO: Ubicado en Carregado, EPIBRICO es una empresa que se dedica al comercio de equipos de protección y seguridad. Nacidos en el año 1968, importan y distribuyen también maquinaria y materiales diversos, siempre con las mejores marcas y garantizando calidad y la buena atención al cliente.

ORCOPOM: esta empresa se ubica en Póvoa de Varzim y se especializa en el diseño de uniformes de trabajo personalizados, así como la distribución y venta de equipos de protección y seguridad. En su página web disponen de un apartado de outlet en dónde se pueden encontrar ofertas y productos en stock.

Existen más ejemplos, pero estos dos serían algunos de los más representativos.

Después también hay otra opción que es la de comprar en la calle. En Portugal hay mucha tradición de mercadillos y son muchas las personas que año tras año se han ido paseando por ellos para encontrar las mejores ofertas tanto en precio como en calidad. La mayoría de grandes ciudades tienen mercados famosos en la calle (Lisboa, Oporto, Coímbra, etc.) aunque uno de los más conocidos es el de Vilar Formoso, que se sitúa muy cerca de la frontera. El mercado lo conforman más de 500 feriantes y se ubica a lo largo de 3 kilómetros de largo. Si algún día queréis ir, sabed que se instalan el primer sábado de cada mes.